Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Agosto 12, 2019

Y es que al parecer, ese recurso de vestirse de mujer es que les asegura el éxito. Más allá de los chistes que cuenten, un vestido o huipil hace la diferencia

Travestiland, Yucatán.- Jorge, un comediante de origen yucateco de 25 años, decidió lanzarse a la fama y salir del anonimato para seguir sus sueños. Luego de prepararse durante 8 años con los más reconocidos comediantes a nivel mundial, se sintió listo para el éxito.

Su sorpresa fue que, a pesar de provocar algunas risas en sus presentaciones en vivo, su carrera nunca despegó. Según expertos en comedia yucateca, esto se debió a que no se viste de mujer.


Y es que a pesar de ser una sociedad conservadora, al grado de ser uno de los pocos estados donde el matrimonio igualitario no es permitido, no hay nada más "chistoso" que un hombre vestido de mujer.


El ejemplo claro de esto son Tila María, Ruperta Pérez Soza, Nanu Namú, la Bruja Cuchi cuchi, entre otro(a)s. Quienes, aseguran expertos, le deben el éxito a su travestismo digno de una comedia inteligente, sobresaliente e innovadora.


A continuación, una muestra de talento:


Jorge hoy se encuentra en una encrucijada, al no saber si cambiará sus jeans por vestidos, o conservará su dignidad y tratará de tener éxito por "el camino difícil" de hacer reír con lo que dice. "Es complicado saber que la fórmula del éxito está ahí, tan cerca y accesible, pero algo en mi me dice que tal vez en unos 20 años, también los hombres que nos vestimos de hombres, tendremos una oportunidad en la escena", comentó este comediante con hambre de éxito.



Con información fetiche de Daría, de Yucatán.




Autor: Darío