Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Septiembre 23, 2019

Madrugó para salvaguardar el regalo de su niña. Los vecinos callaron.

Campeche.- Sucedió esta mañana en la ciudad de Campeche. Después de ahorrar durante 3 años, Don Coque fue el día de ayer a comprar el coche con el que la Toña había soñado toda su vida.


Un no tan flamante Tsuru de sexta mano llegó a la cochera de la familia Aké por la madrugada, igual que cuando llegan los Reyes Magos.


Doña Francisca acechaba a su hija para que no se fuera a despertar mientras don Coque estrenaba el estacionamiento que en 45 años de matrimonio, nunca había protegido un automóvil.


Fue a las 6 de la mañana y preocupado porque el coche estaba “muy a la mano”, que decidió levantar una pared para que a ningún peatón se le ocurriera, tocar la poderosa lámina.


A las 7 de la mañana y ya sobre la tercer línea de tabiques, los vecinos despertaron y utilizando el grupo de WhatsApp de la colonia, le pidieron a propios y extraños que nada le dijeran a Don Coque. Además de sacarlo del chat previamente, complotaron y cruzaron apuestas sobre la hora exacta a la que se daría cuenta Don Coque de su error.


Las apuestas corrieron en números de hasta 3 cifras y trascendió que Doña Licha Chuc apostó 800 pesos a que no se daba cuenta hasta que intentaran sacar el flamante regalo.


Y así fue… fue la joven e ilusionada Antonia, que después de prender por primera vez la unidad, le pidió ayuda al papá para que le echara aguas…


El último reporte recibido por el Darío de Yucatán explicaba que estaban analizando la posibilidad de tirar la otra pared y sacar el coche por la sala, hacia la otra calle.


Con información vecinal de Darío, de Yucatán. 



Autor: Darío
Nota Relacionada
Etiquetas